miércoles, 19 de mayo de 2010

MEANO....vino, roca y patatas!

Esta pequeña localidad Navarra limítrofe con Araba y La Rioja, es solo una muestra de lo que ofrece la extensa muralla cárstica de la llamada sierra de Cantabria. Donde podremos encontrar numerosos sectores de deportiva, vías largas equipadas y otras abiertas desde abajo en terreno de aventura.
Durante años estos tres estilos han convivido y han ido surgiendo vías y sectores…. gracias a la labor de diferentes grupos aperturistas.

 El fin de semana se celebraba un encuentro de escalada popular, sin gran repercusión mediática, ni apenas publicidad, ni sponsors de ningún tipo ….. Solo con el único objetivo de juntarse algunos de los habituales de la zona y dar a conocer un poco más estas paredes a los visitantes.
 Con un parte meteorológico poco aragüeño por delante, algunos se echaron para atrás a última hora, pero una pequeña representación Bizkaina hizo acto de presencia por allí…. Zulu, Mikel, Laura, Sara o Aritzio entre otros.
 El punto de encuentro era el BAR Peña Alta, regentado por los también escaladores y aperturistas Félix y Macarena, donde podréis tomar algo, consultar croquis, cenar e incluso dormir. La lluvia y el frio fueron los protagonistas y el Sábado pudimos escalar en el único sector protegido…”La Bóveda”, media docena de cordadas desafiamos al desapacible día, con una fogatilla a pie de cueva y forrados de ropa, mientras probábamos alguna de las vías allí abiertas. El sector seguro que no será de lo mejor, para mi gusto demasiada sika y tallados, pero pasamos un buen rato apretando en sus desplomadas paredes para ganarnos la cena.
 Unas 50 personas se dieron cita entorno a la cena preparada a base de patatas a la Riojana y mucho vino, que debe de ser el secreto de los locales para ponerse fuertes y escalar mejor. Como luego demostró Simón en la amena proyección que dio, sobre  las actividades invernales realizadas junto a su hermano Martin la pasada temporada por el Pirineo.
 Tras la cena, llegó la fiesta y los más recios, incluso llegaron a ver el lluvioso amanecer con el que nos despertamos el domingo.
 En definitiva…. Poco escalar, pero buenos momentos de charloteo alpinístico y muchas risas en el Bar. Reencuentro con amigos y conocidos, confraternización con gente de Iruñea, Logroño y hasta un buen grupo de Franceses de Pau, arrastrados por el allí afincado Martin.
 Cansados de ver llover, terminamos en Etxauri, disfrutando de un buen día en las recientes y buenas vías abiertas en la parte derecha del sector Indio.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada