jueves, 4 de noviembre de 2010

ETXAURI



 









 El fin de semana pasado estuve escalando con Unai y Kepa hasta que nos sorprendió un buen chaparrón mientras calentábamos en unas buenas placas en la sur del Kantero. Así totalmente empapados nos refugiamos en los protegidos desplomes de la cara norte, donde encontraremos vías muy largas y de gran calidad, como desde de la que  pude sacar unas cuantas fotos a Unai mientras probaba una impresionante y dura vía. Algún tramo no lo tenía probado, aún así le fue bastante bien y estoy seguro que no le va a costar muchos peges.
 Con la lluvia sin dar tregua, pensamos en volver a casa, pero Unai que es local  nos aseguró que al día siguiente no iba a llover...... le hicimos caso y nos despertamos bajo una incesante lluvia y todas las paredes mojadas. Volvimos a Bilbo y terminamos en el bulder con 2 lecciones bien aprendidas, que Unai cada día está más fuerte y que como meteorólogo no tiene futuro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada