viernes, 30 de abril de 2010

PAU ESCALÉ ...entrevista en GARA!

Aquí tenéis la entrevista concedida por Pau Escalé en el conocido rotativo de Euskal Herria GARA. El suplemento de montaña, alpinismo y escalada que sale todos los lunes en su sección de deportes llamado "Mendia", es un excelente y cuidado trabajo realizado por Andoni Arabaolaza.

 En sus páginas podremos encontrar artículos, entrevistas y noticias de las actividades alpinísticas y encadenes deportivos o de bulder mas punteros a nivel mundial. Con crónicas de Pirineos, Picos, Alpes, Patagonia, Himalaya o cualquier otra cordillera montañosa.
 Y como, no la últimas actividades realizadas en Euskal Herria o por sus escaladores en cualquier pared del mundo, tienen su sitio en este suplemento que trata la montaña y el alpinismo de una manera fiel, especializada y con criterio.
 A diferencia de otros grandes periódicos, aquí no son solo noticia los ochomiles y las tragedias humanas en la montaña, que es lo que se vende hoy en día al gran público.

Eskerrik asko eta Zorionak!!

Podéis consultar "Mendia" en la edición digital del diario...........  http://www.gara.net/paperezkoa/
 



«He aprendido a escalar y ver la montaña con el corazón»
Pau Escalé

Especialista de escalada en hielo

Estamos ante uno de esos casos que nos llaman mucho la atención. El catalán será seguramente uno de los escaladores de líneas de hielo más motivados y seguramente también el escalador del Estado español que más vías de grado 6 haya realizado. A pesar de todo, no aparece en las primeras páginas de los medios especializados. Pau Escalé es uno de los grandes desconocidos de la especialidad.


Andoni ARABAOLAZA

En la entrevista concedida a GARA, Pau Escalé nos sumerge en la actividad que le tiene enganchado. Y además, con argumentos sinceros y transparentes.

Para empezar, Pau, hábleme de sus inicios y de cómo llega a ser un especialista en hielo.

Antes ya escalaba en roca, me gustaba caminar y me atraía mucho el alpinismo. Como casi todos no tenía muchos recursos económicos, ni compañeros para dar el gran salto. El año después de morir mi madre, me sentía muy perdido y poco motivado. Lo único que tenía en mente ese invierno era probar algo nuevo. El frío, la niebla y todo lo que hacía que los días fueran mas difíciles y apagados lo tenía de alguna manera que poner de mi lado. Primero tenía que ahorrar y comprarme un piolet.

Mi padre fue mi mentor y mi gran maestro. He aprendido lo que nadie enseña, lo que ni el mejor material puede suplir, ni lo que la mejor «piada» te pueda decir. He aprendido a escalar y ver la montaña con el corazón, a creer en mí mismo y a juzgar con humildad y raciocinio las situaciones más difíciles. Una vez conseguido mi primer «piolo», voy mi primer día oficial a escalar solo en hielo. Con un piolet de caminar y otro técnico. Al mes siguiente ya tenía otro piolet. Como ciclo vital escogí nacer, escalar y morir tranquilo.

Especialista en hielo, pero me imagino que también le irá el alpinismo, ¿no?

El alpinismo para alguien que sólo tiene algunos fines de semana libres al año es algo más difícil de proyectar. He escalado algunas vías fáciles de alpinismo: Supercouloir en Mont Blanc de Tacul, Chere en cara norte de Aiguille du Midi, Petit McIntyre en las Grandes Jorasses, Directa Americana al Petit Dru ...

Estoy limitado por dos operaciones de rodilla. No tengo ligamentos ni menisco. El doctor que me operó me dijo que nunca más escalaría. Me ha demostrado que es un buen médico, y yo le he demostrado que para que no vuelva a escalar me tenía que haber cortado las dos piernas.

Es uno de los escaladores de hielo más motivados del Estado español. ¿Que tiene la escalada en hielo para que le haya pillado tanto?

Las sensaciones en un largo duro y precario de verdad en hielo separado de la pared por varios metros pueden llegar a ser tan intensas, tan intransferibles, que casi lo hacen algo único. Nunca perdí el norte y nunca he querido valorarme a mí mismo por tener un buen coche o una casa grande con un perro magnífico. Quisiera poner valor a mi vida por eso mismo, por lo que he vivido. No puedo elegir, porque el hielo me ha elegido.

Esto empieza en primavera, supongo que el celebro se acostumbra a la hiperactividad de cada fin de semana de invierno. Y al parar en seco, con el calor, mi mente aguanta en stand by sólo unas semanas. Luego algo empieza a crecer dentro de mí, esa ansia que se convierte en dolor. Y el dolor en su fase terminal, llegando el frío, es ya tan intenso que me da la sensación de que estoy en carne viva por dentro.

En temporada de invierno casi todos los fines de semana viaja hasta los Alpes para pinchar hielo. Me da la sensación de que viaja más a los Alpes que a Pirineos.

Aunque no lo parezca, soy empresario y puede que vea las cosas ya muy a metros. Si tú le pones precio al metro lineal de hielo vertical escalado en Pirineo y metro lineal de hielo vertical escalado en Alpes, y si además a mi fórmula le añades el problema de pateos y condiciones, pero si además le añades en los cuadros de diferencias las posibilidades de un sitio u otro, no hay que haber ido mucho a clase para darse cuenta que hacer mímica en francés sale más barato que pasear por Pirineos buscando líneas.

Seguramente será el especialista en hielo del Estado español que más vías de grado 6 en hielo haya realizado.

El trabajo me implica no poder escalar más que algunos fines de semana en invierno. Esto hace que optimice al máximo viajes y rendimiento. Creo que cualquiera con ganas puede hacerlo mejor que yo. Y creo que soy muy egoísta, si he podido escalar lo que he escalado ha sido porque había otro al final de la cuerda con tantas dudas, frío y sueños como yo. Seguro que hay escaladores anónimos que me darían una buena lección. En Alpes he visto guías franceses escalar lo que yo, e irse a casa riendo.

No es nada mediático comparando con otros como Unai Mendia, Mikel Zabalza, Jordi Tosas, Manu Córdova, hermanos Elías.. Está claro que la escalada en hielo no vende.

No soy periodista, trabajo en trabajos verticales Cim Verticat SL. Trabajo y escalo, no doy para más. Creo de todas maneras y sin mucho criterio que a veces se da mucha importancia a unas actividades y poca a otras que también podrían interesar. No escalo por reconocimiento; escalo porque no puedo imaginarme vivir sin escalar. Es al 50%, me juego lo mismo que me da.

¿Cómo le ha ido la temporada en Alpes?

Hemos tenido la suerte de escalar algunas vías que aún nadie había subido este año, y esto es bueno para ganar experiencia en limpiar y descifrar por dónde va el camino. También hemos podido escalar media docena de primeras repeticiones estatales, aunque esto es lo de menos. Lo mejor ha sido poder escalar en Fer-a-Cheval: hemos escalado en uno de los mejores valles del mundo para la escalada en hielo de alto nivel. Un lugar excepcional, fantasmagórico, todo formado y ni un coche en el aparcamiento, ni un escalador... Lo que vivimos allí fue otra historia. Nunca he visto un valle igual por concentración de vías de alta dificultad, por condiciones caprichosas y por el peligro real que hay por desprendimientos de aludes y hielo. Tubos de sueño que empiezan donde acaba la imaginación, un valle con mucho más carácter de lo habitual, en el que mientras escalas se desmoronan las vías que tienes unas docenas de metros al lado. ¡Brutal!

Eso sí, en Pirineos ha escalado mucho menos.

Estuvimos en Gavarnie y escalamos Thanatos más fácil de lo habitual. A la semana volvimos, ya que habíamos visto una vía que nos llamó la atención, escalamos la Dame du Circ (V/6+ X, 95 m). Un bonito y atrayente tubo que hizo cambiar mi concepto de esta zona del Pirineo francés.

En términos generales, de su trayectoria, ¿qué actividades remarcaría tanto por su belleza, técnica, dificultad...?

Tubes de Folly en Fer-a-cheval. Un lugar mágico, una auténtica carrera contra el sol, un hielo intratable; creo que nunca he escalado algo parecido a ningún nivel. Primera repetición estatal.

Tre-la-Chaume (primera repetición estatal) en el circo de Fer-a-Cheval. No sólo fue una lucha constante contra el hielo y contra uno mismo. La estrategia nos sirvió de mucho para escalar resguardados de las incesantes coladas de nieve polvo que caían. Aproximación dura de cuatro horas sin parar, abriendo huella con raquetas y hasta la cintura. Un día muy especial, lo conseguimos: ¡rompimos el mito! Frenesie, glaciar de Argentiere (Chamonix), también primera estatal.

En las actividades de los Alpes se centra en vías cortas y de gran dificultad; algo así como «deportiva». ¿Es ése el estilo que le va?

Tengo las vías catalogadas por dificultad, aproximación y longitud. Es como una escala. Todas tienen una cosa en común: el grado técnico. Por descarte voy eliminando, siempre que las condiciones me lo permiten, las que están más cerca. Y la longitud dependerá de los otros dos factores. Los días que hemos escalado vías cortas, si coincidía, escalábamos varias. Es el caso del encadene de Cigare de Senfoins i Chatelet. El caso de los dos tubos de Viollins y Cousin Hubert, Grand Clot y Erection. De todas maneras, los viajes nos destrozan, descansamos poco y siempre hacemos vivac. La rodilla es la excusa perfecta para disfrutar con esto.

No se si tiene algo hecho en grado 7, si va a por ello. ¿Cómo ve la extrema dificultad en hielo? El austriaco Albert Leichtfried, quien ha abierto esta temporada una vía de 7+, me decía que la extrema dificultad en hielo es sinónimo de extremo peligro. Que el largo clave si lo hubiese hecho sin cuerda hubiese sido igual. ¿Cuál es su opinión?

No, aún no he tenido la suerte de poder escalar un 7; por lo menos oficial. Sí, voy a por ello, pero como he hecho hasta ahora, despacito y siguiendo con mi formación y entreno para cuando me llegue el momento. Estoy muy de acuerdo con Albert Leichtfried, cuanto más grado más exposición; sino ya no hablamos de escalada en hielo puro y protegiendo si es que se puede en hielo. Spray On puede que sea la vía más técnica hasta el momento en hielo, pero el compromiso no va de la mano con el grado, para mí, sin entrar en grado técnico, creo que sólo son movimientos, y las sensaciones se anclan a cada parabolt del largo. Algo así como no sentir nada escalando. Deportiva en hielo o hielo equipado. Parece más una estructura digna de competición que de escalada pura en hielo. Esto sólo es mi punto de vista personal.

Aprovecho la ocasión para saludar a los colegas vascos, gente muy motivada y muy fuerte. Catalanes y vascos siempre nos encontramos en los sitios más inhóspitos consiguiendo que hasta en las peores condiciones parezca que estemos en casa. Y gracias a Arcteryx, Vasque y Petzl por el material.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada